¿Qué incluye (y qué no) la pensión alimenticia?

Gastos incluidos pensión alimenticia

La pensión alimenticia se fija a favor de los hijos en caso de divorcio o separación de los padres para asegurar que se satisfacen los gastos necesarios para cubrir sus necesidades. El Código Civil no entra en detalles a la hora de establecer el alcance de estas necesidades, por lo que es una cuestión que suscita bastantes consultas legales.

En este artículo vamos a analizar cuáles son los conceptos que debe cubrir la pensión alimenticia. 

¿Buscas abogado especialista en pensiones alimenticias?

Te ayudamos a encontrar abogado de familia de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de familia

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

¿Cuál es la finalidad de la pensión alimenticia?

Antes de entrar a detallar cada concepto, conviene aclarar cuál es el objetivo de fijar una pensión alimenticia

En la práctica, es frecuente que se discuta la cuantía de la pensión por creer que no se ajusta al importe estricto de los gastos que está destinada a satisfacer. Por eso es importante tener claro que la finalidad de la pensión alimenticia no es pagar estrictamente los gastos necesarios que conlleva la manutención de los hijos, sino procurar el mantenimiento de un nivel de vida similar al que venían disfrutando antes de la separación o el divorcio.

Ese es el motivo de que el paso de una situación de custodia exclusiva a una custodia compartida no suponga la automática extinción de la pensión alimenticia, ya que, si la situación económica de ambos progenitores no está equilibrada, la pensión alimenticia estará destinada a minimizar ese desequilibrio, aunque sin ella las necesidades básicas de los hijos también quedaran cubiertas.

Se trata de que los hijos, además de tener cubiertas sus necesidades, no noten oscilaciones en su nivel de vida en función del progenitor con el que les corresponde estar en cada momento, o con respecto al que venían disfrutando antes de la separación de la familia.

¿Qué conceptos incluye la pensión alimenticia?

Conforme al artículo 142 del Código Civil, la pensión alimenticia a favor de los hijos debe incluir todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica, además de la educación e instrucción de los hijos mientras sean menores de edad, e incluso después, cuando no hayan terminado su formación por causa que no les sea imputable.

Estos conceptos se pueden englobar en dos grupos: gastos ordinarios y gastos extraordinarios, y, dentro de ambos grupos, algunos estarían incluidos en la pensión alimenticia y otros no.

Dado que el Código Civil no entra en detalles, para clarificar la cuestión hay que acudir a la Sentencia del Tribunal Supremo número 579/2014 de 15 de octubre, que fija doctrina en cuanto a los conceptos incluidos en la pensión de alimentos.

Vamos a ver en qué consisten:

Gastos ordinarios incluidos en la pensión alimenticia

Los gastos ordinarios son los que se originan en el día a día y que se consideran imprescindibles para cubrir las necesidades básicas de los hijos. Se trata de gastos más o menos periódicos y previsibles, y se pueden entender incluidos aquí:

  • Gastos de habitación, es decir, la vivienda y todo lo necesario para vivir de manera confortable: la calefacción, los costes de suministros, internet y teléfono…
  • Gastos de vestido, es decir, ropa y zapatos para cubrir unas necesidades normales, y conforme al nivel de vida esperado.
  • Gastos de sustento, esto es, todo lo necesario para su adecuada alimentación.
  • Gastos de higiene y aseo.
  • Gastos de asistencia médica. Aquí están incluidos los gastos de medicamentos y asistencia sanitaria ordinaria que cubre la sanidad pública.
  • Gastos de educación e instrucción, es decir, todo los gastos que conlleva la escolarización de los hijos, como son los libros de texto y el material no subvencionado, las matrículas escolares, las cuotas de colegio, el transporte, el comedor (en su caso), seguros escolares, gastos, gastos de AMPA, aula matinal, excursiones escolares, uniformes... También están incluidos los gastos universitarios en centros públicos.
  • Gastos de ocio. En este apartado se incluyen los gastos que originan las actividades de ocio ordinarias de los hijos, como ir al cine, salir a comer, asistir a fiestas de cumpleaños, el uso del teléfono móvil, etc.

Gastos ordinarios no incluidos en la pensión alimenticia

Se incluyen en este grupo los gastos ordinarios no usuales y que no están destinados a cubrir las necesidades básicas de los hijos. Estos gastos no se entienden incluidos en principio en la pensión alimenticia, y hay que pactar por separado la forma de pagarlos.

Según la jurisprudencia, estos gastos deberán ser consensuados de forma expresa y escrita, y se pagarán compartiendo el gasto por mitad o según sea el acuerdo entre los progenitores. Si no hay acuerdo, deberá pagarlos quien haya tomado la decisión de forma unilateral, y sin perjuicio de que pueda ejercitar la acción prevista en el artículo 156 del Código Civil, en caso de que se discuta el hecho de si el hijo debe realizar o no esa actividad.

Se entiende por gastos ordinarios no usuales los siguientes:

  • Actividades extraescolares, deportivas, música, baile, informática, idiomas.
  • Campamentos o cursos de verano. 
  • Viajes al extranjero.
  • Fiestas de cumpleaños u otras celebraciones de los hijos. 
  • Gastos de colegio y universidad privados. 
  • Másters o cursos de postgrado.
  • Estancias en residencias universitarias, colegios mayores o similares.
  • Otros de naturaleza similar.

Gastos extraordinarios incluidos en la pensión alimenticia

Fuera de los gastos ordinarios usuales, pueden existir otros gastos de carácter extraordinario que, sin embargo, también se encuentran incluidos en la pensión alimenticia. Son aquellos que ya se venían pagando antes de la separación o el divorcio, y que, al no ser imprevisibles, no se entienden como gastos extraordinarios. 

Por ejemplo, si el hijo o hija estaba realizando alguna actividad extraescolar con regularidad antes de la separación, lo lógico es que siga realizándola. No es un gasto necesario de sustento, alimentación, habitación, educación o asistencia médica, pero excluirlo de la pensión estaría injustificado.

Gastos extraordinarios no incluidos en la pensión alimenticia

Los gastos extraordinarios son gastos imprevisibles, que no se sabe si se van a producir ni cuándo lo harán, y no periódicos. 

Este tipo de gastos no están incluidos en la pensión alimenticia, y serán pagados por mitad siempre que sean necesarios y adecuados a la capacidad económica de ambos progenitores. Para ello, además, deberá mediar consulta previa del progenitor custodio al no custodio sobre la conveniencia o necesidad del gasto. Se exceptúan los casos excepcionales y urgentes que hagan imposible esta consulta previa.

Se incluyen en este apartado los siguientes gastos:

1. Gastos extraordinarios de carácter médico. Este grupo engloba los siguientes gastos:

  • Gastos odontológicos y tratamientos bucodentales, incluida ortodoncia y prótesis.
  • Logopeda, psicólogo, fisioterapia o rehabilitación (incluida natación) con prescripción facultativa.
  • Óptica, gastos de farmacia no básicos y con prescripción médica.
  • Tratamientos de homeopatía.
  • Cualquier otro gasto sanitario no cubierto por la sanidad pública o por el seguro médico privado que tengan contratado los padres.

2. Gastos extraordinarios de carácter educativo. Aquí se incluyen las clases de apoyo escolar y particulares que sean necesarias a causa de un bajo rendimiento académico del hijo.

¿Qué gastos debe incluir el convenio regulador?

En caso de que se lleve a cabo un divorcio o separación de mutuo acuerdo, y los progenitores presenten un convenio regulador donde reflejen todos los acuerdos alcanzados, es recomendable que el convenio sea lo más minucioso posible, y que establezca con claridad qué gastos están incluidos en la pensión alimenticia.

También deberá reflejar los gastos cuyo pago haya que satisfacer a medias, o bien en la proporción que se determine. E incluso los gastos de los que se hará cargo uno de los progenitores unilateralmente.

También es conveniente que los progenitores acuerden la forma en que deberán comunicarse la necesidad de nuevos gastos. 

Ser lo más exhaustivos posible en este paso evitará muchos conflictos en el futuro, ya que la práctica ha demostrado que la pensión alimenticia es una fuente de desacuerdos frecuentes.

¿Buscas abogado especialista en derecho de familia?

Te ayudamos a encontrar abogado de familia de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de familia

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado