Las medidas provisionales sobre guarda y custodia

Medidas provisionales custodia

En el ámbito del derecho de familia, las medidas provisionales se configuran como una forma de responder, de forma prácticamente inmediata, a los conflictos generados por el divorcio o la separación de los progenitores, sin tener que esperar a que el procedimiento contencioso llegue a su fin.

En el presente artículo, explicaremos con detalle en qué consisten las medidas provisionales sobre guarda y custodia, así como el procedimiento que habrá de seguirse para solicitarlas y su vigencia.

¿Buscas abogado especialista en custodias?

Te ayudamos a encontrar abogado de familia de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de familia

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

¿Qué son las medidas provisionales?

El artículo 771 de la Ley de Enjuiciamiento Civil otorga al cónyuge que inicia el procedimiento de separación o divorcio de su matrimonio la posibilidad de solicitar medidas provisionales.

Servirán para establecer una regulación temporal de los aspectos conflictivos tras la ruptura, mientras se prolonga el procedimiento que derivará en la aprobación de las medidas definitivas.

También podrán estar presentes cuando se solicita una modificación de los términos ya vigentes para cualquiera de los aspectos que deben ser reglados tras un divorcio o separación.

En atención a su carácter transitorio, tan solo podrán ser regulados de este modo aquellas medidas de mayor urgencia en el contexto de la ruptura matrimonial.

De este modo, las medidas provisionales que se pueden adoptar estarán relacionadas con los siguientes aspectos:

Las medidas provisionales sobre guarda y custodia

Cuando hablamos de la guarda y custodia de los hijos menores no emancipados, hacemos referencia a las responsabilidades sobre los cuidados diarios, la convivencia y, en definitiva, la asistencia cotidiana a los menores.

No se debe confundir con la patria potestad, que está relacionada con una responsabilidad general sobre los hijos.

El artículo 92 del Código Civil establece los principios básicos a considerar acerca de la guarda y custodia de los hijos tras la ruptura matrimonial.

En este sentido, será responsabilidad de los padres alcanzar un pacto que defina las relaciones paternofiliales a partir de ese momento. Si no es posible este acuerdo, se habrá de iniciar un procedimiento contencioso para que sea un juez quien, tras las actuaciones pertinentes, decida sobre estos extremos.

Sin embargo, desde el mismo momento en que se rompe la convivencia familiar, especialmente ante la falta de acuerdo entre los progenitores, se hace necesario que se establezcan unos términos, al menos provisionales, para regular esta convivencia.

Por este motivo, cualquiera de los progenitores podrá solicitar que, hasta la aprobación de un régimen definitivo, se establezca alguna modalidad de custodia, ya sea compartida o monoparental, y con carácter transitorio.

Cabe apuntar que las medidas provisionales relativas al régimen de guarda y custodia solo se diferencian de las definitivas en su vigencia temporal. En consecuencia, cualquier solución contemplada por nuestro ordenamiento puede ser solicitada y aprobada como medida provisional.

De hecho, nada impide que el régimen de guarda y custodia definitivo sea el mismo que el aprobado como medida provisional con carácter previo.

¿Cómo se solicitan?

Ante la apertura de un procedimiento contencioso de divorcio o separación, cualquiera de las partes puede solicitar el establecimiento de estas medidas provisionales en la demanda de divorcio o de modificación de medidas.

En estos supuestos de solicitud coetánea, se pondrán en marcha dos procedimientos separados: el de divorcio o separación propiamente dicho, y el de establecimiento de medidas provisionales.

De hecho, también es posible que esta solicitud se lleve a cabo con carácter previo y con independencia de una posterior de dicha demanda.

Aunque esta solicitud no requiere de abogado o procurador, a diferencia del resto de actuaciones posteriores, es muy recomendable contar con asistencia letrada para iniciarlas, dada la importancia de las medidas que se solicitan.

¿Cuál es el procedimiento?

Tras la solicitud de medidas provisionales, el juez señalará una fecha y hora para la vista en un plazo de 10 días tras la notificación al demandado.

En el momento de la comparecencia, la existencia de hijos menores no emancipados implicará la necesaria asistencia del Ministerio Fiscal.

Una vez escuchadas las alegaciones de las partes, y en función de las pruebas aportadas y de las circunstancias de cada caso, el juez impondrá las medidas provisionales que estime oportunas, mediante un auto judicial. 

Su decisión estará motivada por la defensa del bienestar y de los intereses del menor, determinantes en cualquier supuesto de establecimiento de los términos de un régimen de guarda y custodia, independientemente de si su carácter es definitivo o solo provisional.

Esta resolución no podrá ser recurrida por las partes, que habrán de acatar la decisión judicial acerca del régimen de guarda y custodia de los hijos que estará vigente hasta la finalización del procedimiento de separación o divorcio.

¿Cuál es su vigencia?

Como su propio nombre indica, el régimen de guarda y custodia aprobado mediante este procedimiento no tendrá una vigencia indefinida. 

Si se han solicitado con carácter previo, el artículo 771.5 de la Ley de Enjuiciamiento Civil impone una caducidad de 30 días, siempre que no se interponga la oportuna demanda de divorcio o separación en dicho plazo.

En caso contrario, o cuando su solicitud es coetánea a la presentación de la demanda de separación o divorcio, se mantendrán vigentes hasta que se resuelva el procedimiento, y se establezcan, en la generalidad de los casos, los términos definitivos del régimen de guarda y custodia de los hijos.

No obstante, también existe la posibilidad de que este procedimiento contencioso finalice por el desistimiento de las partes, por ejemplo, como consecuencia de un acuerdo o reconciliación. Estos hechos también darán lugar a la revocación de estas medidas provisionales.

¿Buscas abogado especialista en derecho de familia?

Te ayudamos a encontrar abogado de familia de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de familia

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado