¿Qué consecuencias tiene no contestar a la demanda de divorcio?

No contestar demanda divorcio

No contestar a una demanda de divorcio, lejos de ser un hecho sin importancia, puede tener como consecuencia que se limiten considerablemente las posibilidades de defensa ante las pretensiones de la otra parte.

¿Cuál es el plazo para contestar a una demanda de divorcio?

Cuando se admite la demanda de divorcio en el procedimiento contencioso, se da traslado de ella al demandado y se le concede un plazo de 20 días hábiles para contestar (excluyendo sábados, domingos y festivos).

Si el divorcio es de mutuo acuerdo, no hay plazo para contestar a la demanda, ya que no hay demanda, sino que los cónyuges, conjuntamente, presentan su propuesta de convenio regulador para que el juez o el letrado de la Administración de Justicia (en caso de que no haya hijos en el matrimonio) lo apruebe.

¿Qué pasa si no se contesta a una demanda de divorcio?

No obstante lo anterior, el demandado no tiene la obligación de contestar a la demanda. Pero, si no contesta en el plazo de los 20 días, será declarado en rebeldía, con las siguientes consecuencias:

Si el demandado decide comparecer más adelante, aunque no haya contestado a la demanda, y una vez declarado en rebeldía, se le dará traslado de las actuaciones (se le informará de todo lo sucedido), pero el proceso seguirá su curso con todas sus consecuencias.

Si se dictó sentencia estando él en rebeldía, se le notificará la sentencia y tendrá la oportunidad de apelar, si no está de acuerdo. Para la apelación dispondrá de un nuevo plazo de 20 días. Si no apela, la sentencia será firme y se podrán ejecutar las medidas acordadas en ella.

¿Buscas abogado especialista en derecho de familia?

Te ayudamos a encontrar abogado de familia de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de familia

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado