Régimen económico matrimonial: clases y cómo cambiarlo

Régimen Económico Matrimonial

Una de las cuestiones que deberás tener en cuenta, si quieres separarte o divorciarte, es el régimen económico matrimonial.

Pero, ¿qué es el régimen económico matrimonial? ¿Qué clases de régimen económico matrimonial existen? ¿Puedo pactar con mi pareja el régimen económico matrimonial que más me convenga?

Te respondemos a estas preguntas a continuación.

¿Qué es el régimen económico matrimonial?

Cuando una pareja decide casarse, el matrimonio produce dos tipos de efectos:

  1. Efectos personales: comprenden, entre otros, los siguientes deberes (que tienen aplicación general en toda España):
    • Los cónyuges deben respetarse y ayudarse mutuamente.
    • Actuar siempre en interés de la familia.
    • Vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente.
    • Compartir las responsabilidades domésticas.
    • Cuidado y atención de ascendientes y descendientes y otras personas dependientes a su cargo.
  2. Efectos patrimoniales: están relacionados con la organización económica del matrimonio que se gestiona a través del régimen económico matrimonial. Por tanto, el régimen económico matrimonial es el conjunto de reglas que regula cómo los cónyuges administran y gestionan sus patrimonios (privativos y comunes) y cómo estos se relacionan con terceros ajenos al matrimonio.

Clases de régimen económico matrimonial en España

Nuestro Código Civil regula 3 clases de régimen económico matrimonial:

  1. Sociedad de gananciales
  2. Separación de bienes
  3. Régimen de participación

Sociedad de gananciales

Mediante la sociedad de gananciales se hacen comunes para los cónyuges las ganancias o beneficios obtenidos indistintamente por cualquiera de ellos, que les serán atribuidos por mitad al disolverse aquella.

Artículo 1344 del Código Civil

Es decir, una vez contraído el matrimonio, serán propiedad de ambos cónyuges todos los bienes que se obtengan durante el matrimonio. Por ejemplo, el dinero que se adquiere por el trabajo o los inmuebles que se compren serán gananciales.

Ahora bien, cada cónyuge conserva la propiedad de los bienes adquiridos antes del matrimonio.

En caso de separación o divorcio, los bienes gananciales se repartirán entre los cónyuges por partes iguales. Este reparto se realiza mediante la liquidación de la sociedad de gananciales.

Separación de bienes

En el régimen de separación pertenecerán a cada cónyuge los bienes que tuviese en el momento inicial del mismo y los que después adquiera por cualquier título. Asimismo corresponderá a cada uno la administración, goce y libre disposición de tales bienes.

Artículo 1437 del Código Civil

Es decir, cada cónyuge es propietario de los bienes adquiridos antes o después del matrimonio. Ahora bien, los dos cónyuges deberán contribuir a sostener las cargas del matrimonio.

En la separación de bienes, cada cónyuge podrá disponer de sus bienes sin necesidad de consentimiento del otro. Por ejemplo, podrá alquilar, vender o hipotecar sus bienes libremente. Con una excepción, la disposición de la vivienda familiar.

Nuestro Código Civil exige para la venta de la vivienda familiar privativa el consentimiento del cónyuge no propietario o, en su caso, la autorización judicial.

Régimen de participación

En el régimen de participación cada uno de los cónyuges adquiere derecho a participar en las ganancias obtenidas por su consorte durante el tiempo en que dicho régimen haya estado vigente.

Artículo 1411 del Código Civil

Este régimen económico matrimonial, funciona como un régimen de separación de bienes durante el matrimonio.

Sin embargo, en caso de divorcio cada cónyuge participará en las ganancias obtenidas por el otro durante el matrimonio.

¿Se puede pactar con la pareja el régimen económico matrimonial que más me convenga?

Sí, de hecho el régimen económico matrimonial será el que acuerden los cónyuges.

El régimen económico del matrimonio será el que los cónyuges estipulen en capitulaciones matrimoniales, sin otras limitaciones que las establecidas en este Código.

Artículo 1315 Código Civil

¿Cómo acordar con tu pareja el régimen económico matrimonial?

Antes de contraer matrimonio podrás estipular el régimen económico de tu matrimonio, mediante capitulaciones matrimoniales.

Se trata de un documento otorgado ante Notario, escritura pública de capitulaciones matrimoniales.

¿Qué ocurre si no acuerdas con tu pareja el régimen económico matrimonial?

En la mayoría de las Comunidades Autónomas españolas, el régimen que se aplica al matrimonio es el régimen de gananciales, a falta de acuerdo.

A falta de capitulaciones o cuando éstas sean ineficaces, el régimen será el de la sociedad de gananciales.

Artículo 1316 Código Civil

Si celebrado el matrimonio, los cónyuges no han acordado otro régimen económico matrimonial, se aplicará el régimen de gananciales.

En otras Comunidades Autónomas, como en Cataluña, el matrimonio se rige por la separación de bienes, a falta de pacto en contrario.

¿Puedo cambiar el régimen económico matrimonial después del matrimonio?

Sí, tu cónyuge y tú podréis acordar otro régimen económico matrimonial distinto al que rija vuestro matrimonio, mediante capitulaciones matrimoniales.

Las capitulaciones matrimoniales podrán otorgarse antes o después de celebrado el matrimonio.

Artículo 1326 Código Civil