Divorcio express: qué es, requisitos y cuánto cuesta

¿Qué es el Divorcio Express?

Si has decidido poner fin a tu relación matrimonial serán muchas las cuestiones que te estarás planteando. Principalmente, ¿por dónde empezar? Seguro que has oído hablar del llamado “divorcio express”. A través de este artículo te vamos a dar a conocer qué es, cuáles son los requisitos que deben concurrir para solicitarlo y cuánto te va a costar.

El llamado divorcio express es el medio más rápido y económico de disolver el matrimonio.

Antes de entrar en el tema de hoy, es importante conocer la diferencia entre separación judicial y divorcio.

Separación judicial: Es una situación que suspende la vida en común de los cónyuges, pero no disuelve el vínculo matrimonial. La pareja sigue siendo marido y mujer. Aunque también conlleva una serie de consecuencias patrimoniales y personales.

Divorcio: Es una situación que disuelve el vínculo matrimonial y produce sus efectos desde la firmeza de la sentencia judicial y respecto a terceros desde su inscripción en el Registro Civil.

Al igual que la separación judicial, el divorcio puede ser contencioso, es decir cuando no hay acuerdo entre los cónyuges, o de mutuo acuerdo. Este último es el llamado divorcio express (también puedes verlo escrito como divorcio exprés).

Entramos de lleno en el tema que nos ocupa.

¿Qué es el divorcio express o de mutuo acuerdo?

La principal novedad introducida por  Ley 15/2005, de 8 de julio, conocida como Ley de Divorcio Exprés, fue la posibilidad de acudir a un procedimiento de divorcio, sin necesidad de la previa separación de hecho o judicial y sin alegar causa alguna para ello.

Esta novedad ha supuesto un importante ahorro para los cónyuges, a nivel económico y personal.

De hecho, desde su aprobación, han sido muchos los divorcios que se han tramitado por este cauce de forma rápida y sencilla.

Ahora bien, para poder acceder a este procedimiento de divorcio deben concurrir una serie de requisitos.

Requisitos del divorcio express

Mutuo acuerdo de los cónyuges

Es imprescindible que los cónyuges que quieren divorciarse estén de acuerdo en disolver su vínculo matrimonial, así como en las medidas que se deben adoptar.

En el supuesto de no existir mutuo acuerdo, estaremos ante un divorcio contencioso más largo y costoso.

El divorcio express es la forma más sencilla y económica de poner fin al matrimonio, pero es necesario que exista un acuerdo entre ambos cónyuges -o la voluntad de alcanzarlo sin conflicto y sin que decida un juez- en cuanto a las materias que deberá recoger el convenio regulador. Por ejemplo, la custodia de los hijos, la separación de los bienes del régimen económico matrimonial, el uso que se hará de la vivienda habitual, la pensión de alimentos y posible pensión compensatoria, régimen de visitas (en caso de custodia monoparental)…
Elena Crespo, abogada especialista en Derecho de Familia en Barcelona

Al menos tres meses de matrimonio

También es necesario que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio. Ahora bien, el Código Civil contempla una excepción:

“No será preciso el transcurso de este plazo para la interposición de la demanda cuando se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio” (artículo 81. 2º Código Civil, por remisión del artículo 86).

Convenio regulador de divorcio de mutuo acuerdo

Es requisito necesario que las partes redacten, de común acuerdo, el documento (convenio regulador) en el que se deciden las cuestiones referentes a:

  • El cuidado de los hijos sujetos a la patria potestad de ambos, el ejercicio de ésta y, en su caso, el régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no conviva con ellos.
  • En su caso, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, en interés de aquellos.
  • Vivienda familiar: Atribución del uso y disfrute.
  • Pensión de alimentos en favor de los hijos, bases de actualización y garantías en su caso.
  • Pensión compensatoria a favor del cónyuge cuya situación económica empeore como consecuencia del divorcio.
  • La liquidación del régimen económico del matrimonio, cuando proceda.

Si quieres saber más sobre el convenio regulador de divorcio, te lo explicamos en: ¿Qué es un convenio regulador de divorcio?

Lugar de residencia

Los cónyuges deberán residir en España o, al menos, uno de ellos.

¿Cuánto cuesta un divorcio exprés?

Otra cuestión que también nos preocupa cuando  decidimos romper nuestro vínculo matrimonial es cuánto me va a costar.

Los trámites a seguir para llevar a cabo un proceso de divorcio varían según se trate de un divorcio contencioso o de un divorcio exprés o mutuo acuerdo y, por tanto, el coste es muy diferente en un caso y en otro. De los gastos del divorcio contencioso nos ocuparemos en otro artículo.

Podemos distinguir dos formas de llevar a efecto un divorcio express:

Mediante procedimiento judicial

Es obligatorio comparecer representado por un Procurador y asistido de un Abogado.

En el caso del divorcio express, ambos cónyuges pueden ser representados y asistidos por el mismo procurador y abogado. Esto abarata el coste ya que dividiremos el importe de los honorarios entre las partes.

Los honorarios de los abogados pueden ser pactados con el cliente y pueden variar según las dificultades que suponga la redacción del convenio regulador (liquidación del activo y pasivo, si hay hijos o no, pensión compensatoria para uno de los cónyuges…). Pueden oscilar entre 400 a 1.000 euros.

El procurador cobra por aranceles y el precio puede oscilar entre 120 y 200 euros.

A este gasto habría que añadir el del poder notarial que se debe otorgar a favor del procurador que nos vaya a representar y abogado que nos asista, que varía entre 40 o 60 euros. Sin embargo, este gasto nos lo podemos ahorrar mediante el llamado apoderamiento “apud-acta”, que consiste en comparecer ante el Letrado de la Administración de Justicia, tiene la misma validez que el poder notarial y es  gratis.

El tramitar el procedimiento de mutuo acuerdo supone normalmente un ahorro económico destacado al utilizar únicamente un abogado y un procurador evitando juicios.
José Manuel Sierra, de Sierra Abogados

Divorcio ante notario mediante escritura pública

La Ley de Jurisdicción voluntaria, de 2 de julio de 2015, introdujo como novedad la posibilidad de comparecer ante notario y otorgar escritura pública de divorcio. Es lo que se conoce como divorcio notarial.

En este caso es imprescindible que la pareja no tenga hijos menores de edad o incapacitados judicialmente.

De haber hijos mayores de edad, solo en el caso de que les afecten las medidas a adoptar, deberán comparecer ante Notario y firmar junto a sus padres.

Asimismo, es obligatoria la asistencia de abogado. Al igual que en el proceso judicial, podremos comparecer asistidos de un solo abogado, cuyos horarios variarán según lo expuesto anteriormente.

En cuanto al coste del otorgamiento de la escritura de divorcio no es muy elevado. El notario cobra por arancel y sus honorarios pueden rondar los 150 o 200 euros, en el supuesto de no hacer liquidación del régimen económico del matrimonio. En caso contrario, al importe anterior habría que añadir el correspondiente a la liquidación, que varía según el número de bienes que se liquidan, forma de liquidación, número de folios de la escritura, entre otros conceptos.

Conclusión sobre el divorcio express

En conclusión el llamado divorcio express es el medio más rápido y económico de disolver el matrimonio.

Lo más conveniente es contar con el asesoramiento de un buen abogado que será quien te indique la forma más adecuada según el caso concreto.

¡Comparte este artículo!